Adultos hablando en una sala de conferencias
Child Care Aware® of America monitorea de cerca el presupuesto federal y el proceso de consignaciones para garantizar una financiación sólida para los programas federales de la primera infancia. La financiación actual para el cuidado infantil es inadecuada, fragmentada, impredecible e insostenible. El sistema de cuidado infantil se basa en un mosaico de flujos de financiación que impone una carga demasiado alta a las familias que pagan la matrícula y a los educadores que trabajan por salarios bajos, lo que crea claras desigualdades. La educación de la primera infancia de alta calidad es un bien público y debe valorarse como tal. Contribuye a familias más fuertes, mayor desarrollo económico y comunidades más habitables. CCAoA seguirá comunicando este mensaje a los legisladores, ayudándolos a comprender que la educación de la primera infancia merece ser financiada y sostenida como el bien público que es.

En el año fiscal 2021, el Congreso y la Casa Blanca agregaron oficialmente más de $200 millones en aumento de fondos para programas federales para la primera infancia, que incluyen:

  • $5.911 mil millones para la subvención en bloque para el cuidado y desarrollo infantil (CCDBG, por sus siglas en inglés): un aumento de $85 millones con respecto al año fiscal 2020
  • $10.748 mil millones para Head Start/Early Head Start: un aumento de $135 millones con respecto al año fiscal 2020

Además, en respuesta a la pandemia de COVID-19, el cuidado infantil recibió más de $ 50 mil millones en fondos de ayuda como parte de la Ley CARES, la Ley de Consignaciones Consolidadas de 2021 y la Ley del Plan de Rescate Estadounidense.

Si bien celebramos estas mayores inversiones, aún se necesita más.

Cartas, comentarios, y testimonios de Child Care Aware of America

Noticias y recursos