Rutinas y Ritos Familiares

Las rutinas son patrones y hábitos familiares de los que las familias dependen para manejar su vida diaria. Debido a que los padres con frecuencia buscan formas de organizarse y economizar tiempo, las rutinas se convierten en una fuente de apoyo de mucha utilidad. Cuando establecen calendarios diarios, crean centros familiares para mensajes y hacen arreglos para poner en su sitio las pertenencias de todos los miembros, las familias pueden mantener un control sobre sus actividades e identificar y resolver problemas potenciales.

Los ritos son tradiciones que las familias heredan o crean con base en sus creencias personales. Muchas veces los padres combinan costumbres de su propia niñez con tradiciones nuevas. Estos ritos crean recuerdos que los niños conservarán cuando ya sean adultos. Aunque muchas veces los ritos se crean para celebrar un día feriado, otros pueden servir para celebrar el sentido de unión familiar, las estaciones del año, actividades caritativas o eventos comunitarios.

Los ritos y las rutinas dan a los niños un sentido de identidad, estabilidad y constancia que es un elemento clave del proceso de crecimiento. Las tradiciones siempre han sido importantes con relación a la forma en que funcionamos como familia. A medida que las familias crecen y cambian, así también lo hacen sus ritos y sus rutinas.

Rutinas Diarias

Los niños necesitan tener límites previsibles. La repetición de rutinas diarias da a su niño la seguridad de saber lo que se espera de él y ayuda a desarrollar un sentido de responsabilidad. La capacidad para organizar las actividades y las pertenencias personales es una crítica destreza que se aprende mejor a una edad temprana. Los patrones confiables harán que cada día sea más fácil para toda la familia.

Le corresponde a usted como padre planificar formas de lograr la eficiencia en su familia. Reflexione unos minutos sobre la organización del calendario diario de su familia para crear horas fijas para ciertas actividades, tales como comer, cepillarse los dientes, salir para la escuela, hacer las tareas escolares y acostarse a dormir. Coloque su calendario donde todo el mundo lo pueda ver, y utilice dibujos con títulos para los niños pequeños. Un calendario funcional puede incluir recordatorios diarios. A medida que crezca su hijo, le puede enseñar a hacer sus propias listas.

Sea claro con su familia con relación a sus expectativas. Comience con unas pocas rutinas que pueden aliviar o eliminar algunas situaciones diarias que causan estrés. Puede agregar rutinas nuevas según la necesidad. El seleccionar la ropa desde la noche anterior puede evitar una arrebatiña por la mañana, y el recoger los juguetes al final del día puede crear un orden para todos.

Pertenencias Personales

El mantener un control sobre todas las pertenencias personales de todos los miembros de su familia puede ser una tarea diaria. Siempre que sea posible, simplifique las cosas, fijando metas pequeñas y alcanzables para todos los miembros de la familia.

Coloque una canasta al lado de la puerta para todas las gorras y guantes, mantenga materiales para escribir en una gaveta específica, use estantes o recipientes de colores brillantes exclusivamente para los juguetes y libros de los niños. Su familia rápidamente aprenderá que todo tiene su sitio.

Celebraciones de días Feriados

Tome unos minutos para reflexionar sobre los días feriados del pasado y recordar aquellos elementos que se disfrutaban más y los que solían causar estrés. Considere lo que va a conservar y lo que podría eliminarse. Anticípese a los aspectos difíciles para su familia y prepárese adecuadamente para enfrentarlos.

La clave consiste en hacer planes por adelantado. La buena planificación por adelantado puede minimizar los problemas. Mantenga a mano una pequeña libreta para controlar aquellas listas que no quiera olvidar. Si puede terminar algo antes de tiempo, le puede evitar el ajetreo de última hora posteriormente.

En épocas de feriados, puede ser difícil ceñirse a los patrones diarios. Trate de observar rutinas para todas las épocas del año que produzcan buenos resultados para su familia, especialmente respecto a los calendarios para comer y dormir. Hable con sus amigos y sus parientes para participarles lo que funciona mejor para ustedes.

Buenos Consejos para las Rutinas Diarias

  • Siempre que sea posible, comparta con su hijo las responsabilidades del hogar. Dar de comer a las mascotas, poner la mesa y cargar la lavadora de platos son tareas que pueden hacer juntos.
  • Haga lo más que pueda la noche anterior. Puede preparar almuerzos, organizar mochilas, y seleccionar la ropa y los zapatos.
  • Aproveche la hora de las comidas para actualizarse respecto a los eventos y actividades del día en la escuela.
  • Fije horas regulares para ciertas actividades, incluidas las comidas, las tareas, la limpieza y la hora de acostarse.
  • Establezca espacios designados en su hogar para las pertenencias de los niños, para que cada miembro de la familia sepa dónde debe guardarse cada cosa.
  • Utilice calendarios, cuadros o agendas para ayudar a controlar las actividades y los compromisos.

La Conexión con la Escuela

Un aspecto de ser organizado en sus rutinas diarias incluye el tener buenas comunicaciones con la escuela de su hijo o con el responsable de su cuidado. Manténgase informado de las tareas y actividades especiales y asegúrese de leer los avisos y los tableros para anuncios. Informe al maestro o al responsable de cuidar a su hijo acerca de las rutinas y las necesidades de su familia, ya que así éste podrá ofrecer recomendaciones útiles.

A veces las ideas más sencillas pueden tener impactos grandes. El colocar los zapatos de goma por la puerta en la mañana y el tener esperando en el carro ese bocadillo favorito para el viaje a la casa puede significar que será mucho más fácil ir y venir puntualmente del centro de cuidado de niños.

Ritos

Un buen punto de partida sería reflexionar sobre los ritos de su propia niñez. También puede hablar con sus amigos acerca de las tradiciones familiares de ellos. Si su familia incluye un padre y una madre, hable sobre sus creencias y compárelas con las de su cónyuge. Juntos, crearán una mezcla de ritos que serán un reflejo de quiénes son y de las cosas que deleitan a su familia. Probablemente mejoren algunos ritos, sustituyan otros y creen tradiciones totalmente nuevas para su familia. Estos pueden seguir cambiando con los años a medida que crea ritos nuevos y significativos que servirán para unir aún más a su familia.

Aunque muchos ritos están vinculados con los feriados estacionales, algunos pueden crearse por otros motivos. Para muchos padres, estos ritos satisfacen la necesidad de llevar a cabo una tarea y de crear tiempo de calidad para la familia. He aquí algunas ideas que pueden producir resultados satisfactorios para usted y su familia:

  • Pedir a diferentes miembros de la familia que traigan a las reuniones familiares alimentos que representen su etnicidad particular.
  • Ir de tiendas para comprar ropa nueva y útiles escolares dos semanas antes de que comiencen las clases, y almorzar o comer un bocadillo especial en un restaurante favorito.
  • Pedir a cada persona que nombre aquello por lo que más agradece cuando estén sentados alrededor de la mesa a la hora de comer o durante la celebración de un día feriado.
  • Considerar la posibilidad de tener una comida especial para el desayuno, colocar una nota en la lonchera de su hijo, y comparar fotos e historias de cumpleaños pasados para hacer que el cumpleaños de su hijo sea especial durante todo el día.
  • Invitar a amigos y familiares para una celebración de fin del año escolar.
  • Apartar aunque sea un poco de tiempo cada semana para dedicarlo exclusivamente a los miembros de la familia inm Esto puede significar que tendrá que rechazar algunas invitaciones u otras actividades.
  • Participar como familia en una actividad caritativa.

Las Actividades Caritativas como Rito Familiar

No importa cuántos años tenga su hijo, ofrecerse como voluntarios como familia puede ser un rito maravilloso en el que pueden participar todos. He aquí algunas sugerencias con las que puede empezar:

  • Crear una cena doble, preparando dos veces la cantidad de comida que necesite su familia y llevándola a un centro para los que no tienen hogar o a un anciano que no pueda salir de su casa.
  • Ayudar a servir una comida en un comedor de beneficiencia. Llame por anticipado para averiguar la hora más conveniente para llegar.
  • Salir con su hijo en el día de su cumpleaños para comprar juguetes o libros y luego donarlos a un asilo.
  • Invitar a su hogar a alguien que viva solo (por ejemplo, un anciano o un estudiante universitario que no pueda ir a su propia casa) para compartir una comida o un día feriado.
  • Crear una canasta de comida para una familia necesitada con ocasión de un día feriado.
  • Reciclar sus botellas y latas y donar el dinero a su institución caritativa preferida.

Creación del Calendario Familiar

Un calendario funcional que abarque varios meses desde el final de las clases en primavera hasta su reanudación en el otoño, colocado donde todo el mundo lo pueda leer, es una forma excelente de organizar las rutinas y los programas nuevos. Los niños adquieren un sentido de control sobre sus propias actividades, y los padres pueden identificar y resolver problemas potenciales. El calendario se hace cargo de la tarea de hacer recordatorios diarios y también puede servir como centro familiar para mensajes y listas de teléfonos para situaciones de emergencia.


El Daily Parent es preparado por NACCRRA, the National Association of Child Care Resource and Referral Agencies.

© 2012 NACCRRA. Todos derechos reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *