No Todas las Familias Son Iguales

Hoy día, es posible observar muchas diferentes clases de familias. Si bien muchos niños viven en familias con sus dos padres, las familias ‘mixtas’ se han vuelto mucho más comunes. Los niños pueden tener relaciones familiares con hermanastros, padres adoptivos, hermanos adoptivos, dos mamás, medio hermanos, abuelos que hacen las veces de padres, y otros.

Las Comunicaciones con su Hijo

Hasta en las mejores circunstancias, una familia que se presenta como diferente de las demás puede crear dificultades para un niño, quien puede ser objeto de burlas en la escuela o experimentar embarazosos períodos de silencio o miradas que producen incomodidad. Cuando una familia trata de ocultar de un niño las diferencias que existen, éste puede sentir que algo malo está pasando. Jugar con su imaginación puede ser peor que decirle la verdad: “Mamá debe de estar enferma.” Otros niños pueden encontrar vergüenza en su situación familiar y sentir que hay algún “defecto” en su familia y en sí mismo.

Su hijo necesita saber que goza de seguridad y protección en el seno de su familia. Trate de estar consciente de sus sentimientos y ser sensible a ellos. Demuéstrele lo mucho que lo quiere y actúe siempre de una manera abierta y sincera respecto a las diferencias que pudieran existir en su familia. Su hijo se desarrollará mejor si no hay secretos y si puede hacer preguntas.

Reconozca los temores de su hijo y ayúdele a hablar sobre sus pensamientos y sus sentimientos. Sea paciente y ofrézcale su apoyo cuando se presenten problemas en la escuela o en el hogar. Sea honesto con su hijo respecto a sus propios sentimientos y reconozca los retos de ser parte de su familia. Tranquilícelo, asegurándole que juntos pueden enfrentar con éxito estos retos.

Edades y Etapas

En su mayor parte, los niños realmente no comienzan a notar las diferencias sino hasta que llegan a la edad preescolar. Con frecuencia, simplemente describen lo que ven – que Jessica tiene la piel morena o que Ben vive con dos mamás y ningún papá. Sencillamente puede demostrar que está de acuerdo con la observación de su hijo, diciendo “Tienes razón. El vive con sus abuelos y tú vives con tu mamá y tu papá.”

En la escuela primaria, los niños comienzan a comprender que el ser diferente tiene consecuencias. Su hijo puede estar experimentando lo que se siente ser el único en tener una familia como la suya. Puede sentirse avergonzado o enojado o volverse introvertido. Trate de ser lo más sensible posible, iniciando las pláticas. Pregunte a su hijo si ha sido objeto de burlas últimamente, o si hay algo que usted pueda hacer para lograr que la situación sea más llevadera para él. Recuérdele que usted siempre tiene tiempo para hablar.

La Conexión con la Escuela o con el Centro de Cuidado de Niños

No se olvide de informar a la maestra de su hijo o al responsable de su cuidado acerca de su situación familiar. A veces resulta difícil confiarse a otros, pero los responsables de cuidar a los niños pueden ofrecer apoyo y estar en condiciones de ayudarle a identificar recursos que puede aprovechar.

Debe informar a los responsables del cuidado de su hijo acerca de cualquier cambio o evento de importancia en la vida de éste. Esto es sumamente importante en términos de quién podrá recoger a su hijo al final del día. Ellos también pueden observar y reportar cualquier cambio en el comportamiento de su hijo, aunque no todos los comportamientos deben ser tratados como un problema atribuible a su situación familiar.

La buena comunicación es esencial mientras toma el tiempo para evaluar las necesidades emocionales de su hijo. Recuerde que la escuela de su hijo o su centro de cuidado ofrece las rutinas y la constancia que él necesita.

“La familia americana es como una manta hecha de varios colores – contiene muchos patrones mas es resistente y duradera…” – Family in Transition por Arlene y Jerome Skolnick

Transiciones

Aunque algunos niños pasan toda su vida con la misma familia, otros deben ajustarse a situaciones de divorcio, segundas nupcias, padres adoptivos, nuevos hermanos u otros cambios en la situación diaria que pueden ser sumamente inquietantes. Si bien cada situación familiar es diferente, existen varias medidas que le ayudarán a usted y a su hijo a enfrentar con éxito el reto.

  • Prepare a su hijo – háblele sobre un cambio inminente unos días antes y mantenga una actitud
  • Rutinas – mientras su familia se adapta al cambio, trate de mantener los horarios acostumbrados para los fines de semana, la hora de la comida y otras rutinas para reforzar un sentido de permanencia para su
  • Artículos reconfortantes – para un niño que pueda sentir temores ante la perspectiva de alternar entre dos hogares o que pronto tendrá que ajustarse a un cambio, un juguete o su colchita favorita o incluso una foto especial puede ayudar a aliviar su
  • Tiempo para estar tranquilo – independientemente de que su hijo esté llegando de visita, regresando a su hogar o adaptándose a una nueva situación familiar, asegúrese de incluir tiempo especial para ayudarlo a adaptars Trate de no hacer un sinfín de preguntas, pero asegúrese de dedicar un tiempo exclusivamente a él, ya sea para compartir un bocadillo, desempacar una maleta o explorar el nuevo hogar.
  • Espacio – tranquilice a su hijo, informándole cuál habitación (o qué parte de una habitación) será de él y explicándole que sus pertenencias estarán a salvo y serán respetadas en ese espacio y que usted se asegurará de que tendrá un poco de Asegúrese de que su hijo no se sienta como visitante.
  • Tradiciones familiares – no importa que sean ritos heredados o desarrollados sobre la marcha, las familias necesitan tener sus propias tradiciones y costumbres que sirvan para unir a todos sus
  • Asesoría – existen muchos talleres o programas excelentes que le pueden proporcionar herramientas útiles y facilitarle una comprensión más a fondo de las necesidades de su familia.

Recursos

  • Noel, Brook. The Single Parent Resource. Beverly Hills: Champion Press, 1998.
  • Artlip, Dr. Mary Ann and James A., and Saltzman, Earl S. The New American Family.Lancaster, PA: Starburst, Inc., 1993.
  • Blau, Melinda. Families Apart. New York, NY: G.P. Putnam’s Sons, 1993.
  • Engber, Andrea and Klungness, Leah. The Complete Single Mother. Holbrook, MA: Adams Media Corporation, 1995.
  • The AARP Grandparent Information Center (Centro de Información para Abuelos de la AARP) ofrece servicios a abuelos que estén criando niños, abuelos con inquietudes acerca de sus derechos de visitar a sus nietos, y abuelos que deseen desempeñar un papel positivo en la vida de sus hijos. Visite la página web de Recursos para Abuelos de la AARP.
  • Las Foster Parent Associations (FPAs) (Asociaciones de Padres Adoptivos) ofrecen una amplia variedad de apoyo y ayuda a sus mi La forma más fácil de encontrar la FPA que opera en su área es a través de su oficina local de Servicios para Niños.

El Daily Parent es preparado por NACCRRA, the National Association of Child Care Resource and Referral Agencies.

© 2012 NACCRRA. Todos derechos reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *