Cuidado Auxiliar Para los Hijos

Hasta los arreglos mejor planificados para el cuidado de su hijo pueden complicarse de vez en cuando. En ausencia de servicios de cuidado de emergencia, más comúnmente conocidos como servicios de cuidado auxiliar, los padres que trabajan pueden verse obligados a permanecer en casa o llevar a su hijo con ellos al trabajo. Pero si hace planes por adelantado y sabe cuáles son las opciones que tiene disponibles, puede estar preparado para enfrentar lo inesperado.

El cuidado auxiliar puede ser necesario cada vez que los arreglos acostumbrados para el cuidado de su hijo no estén disponibles. Puede recurrir al cuidado auxiliar ya sea cuando su hijo o el responsable de su cuidado se enferma; cuando éste sale de vacaciones, renuncia o cierra su negocio; cuando se cierran las escuelas; o en cualquier situación en la que sus arreglos acostumbrados para el cuidado de su hijo dejan de funcionar.

Consideraciones con Relación al Trabajo

Para las familias que tienen tanto padre como madre, la mejor forma de comenzar es hablar de antemano con su esposo o compañero acerca de sus respectivos horarios de trabajo. Decídanse cuál de los dos puede quedar en casa, y cuándo. Asegúrense de saber cuáles son sus opciones en cuanto a las solicitudes de permiso para ausentarse del trabajo, y así estarán preparados para cuando su hijo se enferme o se presente una emergencia.

Cerciórese de estar bien enterado de todas las políticas en su lugar de trabajo con relación a los permisos, las licencias por enfermedad y la posibilidad de modificar temporalmente el horario de trabajo. Posiblemente convenga hablar con su jefe para llegar a un acuerdo sobre la forma en que se realizará su trabajo durante su ausencia.

Pregunte a su empleador sobre la disponibilidad de servicios de cuidado auxiliar. Un número cada vez mayor de negocios han reconocido que al ayudar a sus empleados cuando sus arreglos para el cuidado de sus hijos se complican o cuando los niños se enferman, logran disminuir las ausencias imprevistas y generan ahorros para la compañía. Algunos empleadores subvencionan una parte del costo del cuidado auxiliar para sus empleados. A veces las compañías aseguran la disponibilidad de arreglos, apartando cupos en centros de cuidado de niños en la comunidad para casos de emergencia, instalando un programa en el lugar de trabajo, o patrocinando un servicio de cuidado de niños a domicilio.

Investigue sus Opciones

Si todavía no ha preguntado, ahora es el momento de averiguar cómo le puede ayudar su proveedor acostumbrado. Consulte sus políticas respecto a los niños enfermos, los días de cierre programado en las escuelas y los servicios de cuidado auxiliar. Discuta con el responsable de cuidar a su hijo la necesidad que usted tiene de que le avise lo más pronto posible y si tiene amigos que le pudieran ayudar en una emergencia.

Independientemente de que vaya a recurrir a un centro que le permita dejar a su hijo sin previo aviso o a proveedores de servicios temporales, siempre es una buena idea llamar para programar una visita. Tanto usted como su hijo se sentirán mejor el día que necesite contar con el cuidado auxiliar si ha tomado el tiempo para hacer una visita de antemano. Muchos centros permanecen abiertos desde temprano por la mañana hasta las primeras horas de la noche, un horario que posiblemente le sea más conveniente para propósitos de programar una visita.

Visite al mayor número posible de proveedores de servicios de cuidado de niños. Permita que su hijo explore el centro mientras usted hace preguntas para determinar si se siente bien respecto a la calidad del cuidado ofrecido. Así como buscó servicios primarios de cuidado de niños, también estará buscando ahora un lugar sano, cómodo y libre de peligros donde pueda dejar a su hijo.

Su Hijo Está Enfermo

Inevitablemente, los niños se enferman, y para los padres que trabajan estas enfermedades pueden crear serias dificultades. Puede ser difícil determinar si su hijo está demasiado enfermo para asistir a su programa regular de cuidado de niños. Pregúntese si su niño puede participar sin sentir mucho malestar y si sus necesidades interferirán con el cuidado de los demás niños. Asegúrese de estar enterado de las políticas de su programa de cuidado de niños respecto a las enfermedades. No presione a los responsables del centro a aceptar a su niño enfermo, ya que a ellos les corresponde la responsabilidad de mantener un ambiente saludable para todos los demás niños.

Algunas comunidades ofrecen una amplia gama de opciones para su consideración: centros especializados para niños con enfermedades leves, servicios de cuidado de niños a domicilio, servicios de enfermeras a domicilio, agencias de servicios de salud a domicilio, o agencias de colocación de niñeras. Algunos proveedores de servicios familiares de cuidado de niños y otros centros similares pueden ofrecer cuidado sobre una base temporal. Sin embargo, si su hijo está muy enfermo, usted querrá estar con él.

Su proveedor de servicios de cuidado de niños tiene una emergencia… la caldera de la escuela acaba de descomponerse …su hijo tiene una enfermedad leve. Sea cual sea la razón, usted tiene que trabajar y necesita contar con servicios de cuidado auxiliar.

Transiciones

¿Cuándo podría tener necesidad de servicios de cuidado auxiliar?

  • cuando su hijo esté enfermo
  • cuando su proveedor regular esté enfermo, salga de vacaciones o tenga una emergencia repentina
  • cuando sus arreglos primarios para el cuidado de su hijo dejen de funcionar y necesite tiempo para hacer nuevos arreglos
  • cuando la escuela o centro de cuidado de su hijo se cierre por días feriados o por vacaciones, capacitación de maestros, mal tiempo o una emergencia
  • cuando se presenten circunstancias imprevistas, tales como la necesidad de viajar o de trabajar horas extras o cuando tenga problemas con el auto

Recursos

Al mismo tiempo que haga arreglos respecto a su servicio primario de cuidado de niños, debe comenzar a considerar sus opciones en cuanto a servicios de cuidado auxiliar. Comience de inmediato. Es inevitable que en algún momento su servicio primario puede dejar de funcionar temporalmente, por lo que podría ser necesario recurrir a una combinación de opciones para el cuidado de su hijo. Por ejemplo, podría optar por el cuidado a domicilio cuando su hijo esté enfermo, un programa disponible a través de su empleador para un día cuando haya nevado, y un programa comunitario para los feriados escolares.

Considere cuáles de sus parientes, amigos o vecinos podrían estar disponibles para ayudar en una situación de emergencia. Averigüe cuándo podría ser apropiado llamarlos para pedir ayuda. En algunas situaciones, posiblemente encuentre a otro padre que esté dispuesto a ayudarlo a cambio de que usted le devuelva el favor en algún momento futuro.

Llame a su Agencia de Recursos y Referencias sobre el Cuidado de Niños (Child Care Resource and Referral, o CCR&R). Puede encontrar la CCR&R responsable de su zona llamando a Child Care Aware, al 1(800) 424-2246. Pregunte sobre los proveedores que operan en su comunidad y que ofrecen servicios de cuidado auxiliar. Discuta sus necesidades específicas y las opciones disponibles para su familia. Algunos programas ofrecen servicios de cuidado de niños para casos de emergencia mientras que otros han sido diseñados específicamente para prestar servicios en días feriados y durante las vacaciones escolares.

Posiblemente existan centros de cuidado de niños en su comunidad que puede investigar. Muchas veces, tales centros son para el uso de los empleados de una compañía específica, pero posiblemente tengan algunas vacantes disponibles para el público. Además, algunos centros primarios de cuidado de niños pueden ofrecer servicios de cuidado auxiliar para un número limitado de niños.

Es posible que algunos proveedores de servicios familiares de cuidado de niños puedan aceptar a su hijo debido a que algunos niños sólo asisten por la mañana o por la tarde pero no todo el día. Es posible también que su comunidad tenga servicios a domicilio o de niñeras para cuidar a su hijo cuando se enferme.

Consejos para Estar Preparado

  • Identifique más de una fuente de servicios de cuidado auxiliar.
  • Visite en compañía de su hijo al mayor número posible de centros de servicios de cuidado auxiliar.
  • Mantenga un registro de proveedores con sus números de teléfono y sus horas de operación.
  • Tenga siempre a mano copias de documentos importantes, tales como partidas de nacimiento y tarjetas de inmunizaciones.
  • Organice una lista y haga copias adicionales de información importante sobre la familia, por ejemplo, números de teléfono y direcciones, las alergias de su hijo, su horario para dormir y sus actividades favoritas.
  • Llene los formularios de prematrícula para aquellos programas que exijan la presentación de documentación por adelantado.
  • Cerciórese de estar enterado de las políticas de su empleador respecto a los permisos para ausentarse del trabajo.

El Daily Parent es preparado por NACCRRA, the National Association of Child Care Resource and Referral Agencies.

© 2012 NACCRRA. Todos derechos reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *