Los niños colocados en la custodia legal del estado porque se ha decidido que sus padres son no aptos para cuidarles. Las razones de ser no aptos incluyen: el abuso, el descuidado, o la incapacidad de cuidarle al niño. (En inglés: Foster children)