Tiempo pagado o no pagado fuera del trabajo para cuidarle a un nuevo bebé, después de dar luz o de adoptar. En los Estados Unidos, bajo el Family and Medical Leave Act (Acto de vacaciones médicas o familiares) de 1993, las companías con 50 o más empleados tienen que ofrecer los empleados elegibles hasta 12 semanas de vacaciones no pagadas durante un período de 12 meses después del nacimiento o la adopción de un niño, o la colocación de un niño acogido. (En inglés: Maternity leave)