Un término que usan los profesionales para describir las diferentes áreas del desarrollo de un niño. Dos ejemplos incluyen el desarrollo motriz bruto y el desarrollo motriz fino. (En inglés: Developmental domains)