El cuidado proveído por los padres en la casa de la familia. (En inglés: Stay-at-home)