Un programa de cuidado de niños que los padres pueden usar como reserva o sin aviso previo. (En inglés: Drop-in care)