En el cuidado de niños, es cuando las cuidadoras tienen las destrezas para ser sensibles a diferentes culturas. (En inglés: Cultural competence)