A veces las familias seleccionan a un pariente, un vecino o un amigo para que cuide a su hijo. Este tipo de cuidado puede proporcionarse ya sea en la casa del proveedor o en la del niño. En otra variante del cuidado prestado por parientes, los padres hacen lo necesario para trabajar diferentes turnos para que uno siempre esté disponible para cuidar a los niños.

Muchos estados no regulan los servicios de cuidado de niños proporcionados por parientes, amigos o vecinos. Unos pocos requieren que los proveedores informales tales como los parientes, los vecinos y los amigos se sometan a una verificación de antecedentes penales y/o certificación de una historia limpia de abuso o descuido de niños. Unos pocos requieren una capacitación mínima en aspectos de la salud y la seguridad.

¿Por qué los padres eligen el Cuidado Proporcionado por Parientes, Amigos o Vecinos?

Los padres que utilizan este tipo de servicio de cuidado se sienten afortunados por tener un pariente, un amigo o un vecino que cuide a sus hijos. Consideran que estos proveedores proporcionarán un cuidado más caluroso y cariñoso a su hijo, y que éste se sentirá más seguro.

Muchos padres consideran que es más probable que un pariente, un amigo o un vecino comparta sus valores, y sienten más cómodos encomendándoles el cuidado de sus hijos. A veces los padres usan este tipo de servicio porque su horario, su presupuesto o los medios de transporte disponibles limitan sus otras opciones de cuidado de niños.